Preparar al sector público para la gobernanza de riesgos

Screen Shot 2015-04-11 at 17.00.39La gestión de riesgos ocupa un lugar cada vez más importante entre las prioridades de los gestores públicos. En un contexto como el actual, en el que los organismos públicos persiguen la máxima eficiencia, diversifican sus herramientas de servicio público y desarrollan múltiples colaboraciones, la gestión de riesgos se ha convertido en un elemento ineludible para la correcta gestión pública, ya que consigue optimizar los recursos y facilita la consecución de objetivos.

Gérard Combe, Vicepresidente de PRIMO Europe (Public Risk Management Organisation) y fundador de l’ UDITE (Union des Dirigeants Territoriaux Européens), destaca que: “las administraciones públicas se enfrentan hoy a riesgos globales y complejos, tales como pandemias, la crisis económica y financiera o las catástrofes naturales… De ahí que se estén organizando para una gestión global del riesgo. Sea cual sea el resultado de las aproximaciones verticales, éstas no son suficientes cuando los riesgos se multiplican, se entrecruzan e interactúan unos con otros. Por ello, el riesgo está ya en el centro de la gestión de organismos e instituciones públicas de toda Europa”.

Las palabras de Gérard Combe adquieren una especial relevancia dentro del contexto de crisis sin precedentes que vive Japón, tras el seísmo del 11/3/2011. Japón es uno de los países que mejor supo desarrollar a gran escala una verdadera “Cultura de Riesgo”, con el fin de hacer frente a los riesgos sísmicos, tan frecuentes como graves, que suele padecer. Esto no hace más que acrecentar el interés mostrado por la comunidad internacional sobre la gestión del gobierno nipón, así como el papel de la sociedad civil respecto a esta situación de emergencia. Aunque todavía no se tenga perspectiva, el caso japonés habla por sí solo: el encadenamiento y combinación de riesgos extremadamente graves, la importante y demostrada implicación de la sociedad civil, y la amplia responsabilidad del poder público, hacen que la gestión de riesgos sea, cada vez más, un elemento prioritario en

las agendas de los diferentes niveles de gobierno público. A estas alturas, nadie puede ignorar la necesidad vital de una adecuada gestión del riesgo público, puesto que obviarlo podría resultar mucho más costoso que invertir en él.

El organismo británico Risk and Regulation Advisory Council define el riesgo público como “aquellos riesgos que puedan afectar a cualquier parte de la sociedad, y para los cuales se espera una respuesta del gobierno“. Esta definición implica una gran responsabilidad del poder público, que tendrá que rendir cuentas no sólo sobre sus propias decisiones y acciones sino también sobre las actividades que se realizan sobre su perímetro de responsabilidad. Por ello, en nuestra reflexión sobre la gestión de los riesgos públicos, se tomarán también en cuenta las empresas que proporcionan un servicio público de primera necesidad.

La gestión de riesgos ofrece la oportunidad de mejorar todos los aspectos de la gestión pública:

  • „ Estrategias y toma de decisiones „
  • Actividades de servicio público „
  • Procesos
  • Funciones
  • Grandes proyectos
  • Reputación de la organización
  • Protección de las personas y los bienes

La nueva norma ISO 31000 propone una buena metodología : 11 principios, un marco de referencia y procesos concretos de puesta en marcha de una gestión de riesgos eficiente dentro de los organismos públicos. MARSH se ha propuesto ilustrarla con buenas prácticas directamente extraídas de la realidad del sector público. Dr. Lynn Drennan:

“En un contexto de recortes presupuestarios sin precedentes en el sector público a nivel europeo,
las organizaciones que prestan un servicio público necesitan más que nunca una gestión de riesgos eficiente. ISO 31000 proporciona un marco y unas directrices que ayudan a las organizaciones a establecer, integrar y mejorar sus estructuras de gobernanza de riesgos. Ejemplos de buenas prácticas pueden encontrarse en casi cualquier sector, y resulta vital que las personas encargadas de la gerencia de riesgos compartan sus conocimientos y experiencias, ayudando así a aquellos que luchan por encontrar soluciones a los problemas a los que se enfrentan sus administraciones.”

Descarga "Preparar al sector público"